Disponibilidad Horaria y Geográfica.
Precios asequibles, adaptados y flexibles.
689 764 075 | 916 015 745
info@superationmentis.com

Blog

POSIBLES CAUSAS DE DEPRESIÓN

Para los psicólogos, la investigación cualitativa se efectúa mediante el método inductivo, donde el objetivo no es establecer leyes, tan sólo pretende comprender la realidad e investigar sobre problemas actuales. Esta metodología se ha utilizado para investigar e intentar averiguar sobre las posibles causas que provocan las caídas anímicas y la depresión. En particular este estudio no es llevado a cabo de una forma ingenua, sino que construye la relación e hipótesis a través de hechos ajustados y verídicos .

Desde la experiencia no se llega a teorías veraces, pero si mediante la observación, de tal modo que podemos deducir como se producen determinados síntomas como son la famosa angustia y el terrible miedo que muchas personas sufren en la actualidad, dependiendo del grado de adaptación al medio. Si investigamos y damos veracidad a la validez ecológica habremos conseguido hallazgos de muchos síntomas.

Los comportamientos colectivos mediante observación dan respuestas futuras, si se añade dentro de la valoración el contexto histórico, situación social y los momentos políticos, nos permitirá formar constructos de una gran dimensión estructural multifactorial. Con ello,  las dos metodologías cuantitativa como cualitativa podrán ser llevadas a cabo en estas investigaciones e iran abriendo paso a miles de explicaciones sobre quejas y dolencias del ser humano.

Esta previa explicación sobre la sospecha de causas que llevan a deprimir a la persona son explicadas mediante la observación objetiva. Dando respuestas finales a conductas cuyo resultado futuro son estados anímicos negativos. Pues bien, indagando sobre el tema que tenemos hoy entre manos y vigilando muy de cerca conductas basadas en la euforia pasada con el peso del engaño sobre el increíble bienestar social y político, donde todo se vivía con expectativas tangibles pero desorbitadas y cierto espejismo de hinchadas cuentas bancarias.

Por otra parte, también se posiciona la herencia siendo en muchos casos casi siempre muy pesada y presión para muchos cuando se trata de encargos y deberes que han sido imposibles de realizar por nuestros antecesores familiares, como es el caso de muchos de nuestros abuelos invadidos de resquemores y llenos de rabia por el  ambiente febril de la posguerra. Esta herencia que nuestros padres recogían a través de una educación de lucha y guerra social. Un pasado lleno de sufrimiento, poderes injustos y con conquistas violentas, cleptomanas territoriales dejando por su paso tristeza e impotencia guardada en casos en despechos.

Esas rivalidades y asperezas fabricaban el ladrillo de las casas de esos años. Marcados por una competencia de clases sociales, nos empujaron con pequeñas dosis de odio a sumergimos en la intención de adquirir todo lo material existente del globo terráqueo. Caminando en ese futuro incierto, las personas pretendían y querían  todos los objetos materiales inalcanzables, tan sólo en sus mentes la perseverancia por conseguir bienes. Dicha generación ciega entro en otra guerra por conseguir poderes y respeto perdidos mediante .”Tengo tanto, tanto valgo” “Pues yo también tengo”.

Pero la sorpresa vino seguida de un parón imprevisible dado que este mundo no podía abastecer a todo un universo. La  humanidad crecía y vivía con todos los sueños fantaseados sumergidos en deudas abominable. Ese día del despertar político se vio claramente que era imposible tener un mundo con recursos inagotables, con el valor añadió del temor a la perdida de las clases sociales. De nuevo, aquello que para nuestros abuelos era imposible conseguir por las barreras sociales y nosotros empujados tanto por la responsabilidad de alcanzarlo, como por el amor propio y descendientes de esa precariedad nos vimos envueltos en un caos económico.

La solución que pujo a la parada fue con un recorte, ya que no todo el mundo podía ser igual socialmente, ni tenia el mismo derecho de adquirir las mismas cosas aunque así la democracia lo dictaminase. Pues bien, vino la crisis, las depresiones, los suicidios causados por una bajada a la realidad pero con deuda. El siguiente paso que se dio, para solucionar el hundimiento general e intentar dar una explicación por el abastecimiento masivo, fue tomar la decisión de inculcar y preparar académicamente a toda la población, se supuso que la falta de estudios era causante de llevar a las personas a dirigirse a tener desdichas y ser causante de tener valores irracionales.

Personas hambrientas y de bajo nivel cultural, cuya causa de vida era tener todo lo material y vistoso, donde su objetivo en muchos casos era aliviar y conseguir la bendición familiar. Enseñar que los recursos del planeta deben adquirirse de una forma más sensata, a pesar de que esta ley sería aplicada a unos pocos y de nuevo surgirían las diferencias sociales.

Conseguir un título era un coste de esfuerzo tanto económico, como de gran esfuerzo, lucha y superación. Supondría competir con el resto del universo deseantes también de esos mismos recursos. Una vez preparados, nos encontramos con la necesidad de cubrir lo más básico, un puesto de trabajo, vivir decentemente, realizados como personas y tener algún que otro recursito material. Pero amigos, la lucha que dejaron nuestros antepasados volvía de nuevo disfrazada de benevolencia. El porcentaje de personas altamente cualificadas se encontraba compitiendo por un mísero puesto de trabajo.

La lucha de poderes continuaba, surgiendo el POSTUREO, personas despiadadas y yoistas queriendo de nuevo resurgir con el uso de una inteligencia pobre, abriéndose paso con fórmulas gratuitas, engatusadoras y seductoras. Resurgiendo personajes  “vendedores de ungüentos” y desde sus carrozas, abduciendo con lo positivo que es pertenecer a su club y lo vistoso que queda como prácticas para futuros trabajos.

La relación con la depresión  “El trabajar gratuitamente”, la sociedad ahora nos marca y obliga estar acompañados de personajes con renombre aquellos que como siempre tienen la sartén por el mango. Estos con determinados roles que ejecutan y ejercen  poder en la sociedad. Por poner un ejemplo: si una  persona que ocupa cargos políticos o sociales, les asignan proyectos rentables, abusaran y venderán su imagen con el propósito de encontrar  apoyo de personas que necesitan  experiencia, y prestigio laboral. Esto a cambio de realizar trabajos gratuitos cuya rentabilidad sólo pasará por el bolsillo del remitente.

Se realizan miles de actos gratuitos como si el tiempo de nuestras vidas no fuese valioso. Si una de las mañanas se despierta la persona y ve que todo su tiempo regalado en jornadas gratuitas resulta un beneficio económico embolsado por el que tiene el pódium, cuya mano de obra  ha resultado cero gastos, gratuita en su totalidad por personas preparadas que necesitan poner en sus currículum el nombre de alguna entidad a ser posible conocida.  El problema comienza para muchos de estos trabajadores cuando suponen que este esfuerzo les abrirán puertas. Muchos sabiendo de este fraude con frases engordadas solo nombraran su colaboración en el proyecto o equipo.  La insatisfacción, el desaliento, estrés y desanimo por el vacío producido por realizar esfuerzos virtuales, les llevará a esa depresión nombrada desde el principio.Por ello la cooperación falsa no es buena amigos realizar actos gratis es muy relativo cuando se trata de nuestro esfuerzo y solo se enriquecen unos pocos.

ojo! con pertenecer a equipos o dar nuestro esfuerzo y trabajo gratuitamente, una vez puede resultar anecdótico  pero más trabajos gratuitos pero con “nombre” deprimen causando angustia y malestar.