Disponibilidad Horaria y Geográfica.
Precios asequibles, adaptados y flexibles.
689 764 075 | 916 015 745
info@superationmentis.com

Blog

DIMENSION DE LA CONFIANZA

Identificar el concepto no es tarea fácil, el aspecto cognitivo que entraña implica emociones y comportamientos los cuales participan en el engranaje de cierto mecanismo sobre toda toma de decisiones. En muchos casos, la falta de información lleva al individuo a interpretar las situaciones equivocadamente perdiendo un momento crucial. Por ello, la confianza es un factor sumamente esencial, donde siempre se ha de recabar toda la información antes de tomar esa decisión importante.

La confianza es un intercambio entre el éxito de la conducta dispuesta a realizar y el resultado de aquello que se pretende conseguir. En la pareja hay que trabajar esta día a día, con fluidez sin esfuerzos llevando las situaciones a la máxima lealtad. Desde la psicología, se nos muestra todo un mundo detrás de este valor añadido a cada ser humano.

En ella, participa las creencias, vulnerabilidad, sinceridad, experiencia y sobre todo reciprocidad. Cuando una persona no encuentra reciprocidad le invade el desánimo y tiende a generar conductas de vivencias pasadas.
La filosofía y la sociología por supuesto junto a la psicología estudian en común también sobre el amor y la compasión, donde estos elementos de confianza llevan a cierta paz interna al ser humano.

La buena voluntad da valor y justicia a los asuntos, ya que siempre se espera algo bueno de la persona en la que se quiere confiar. Por otra parte, la sociabilidad enseña a tener o no esa confianza según las distintas experiencias. En la sociedad en la cual nos encontramos donde el hombre es depredador para otro hombre, difícilmente se encuentra dicha sensación como positiva.

Psicológicamente la confianza es interpersonal y sumamente importante para las relaciones personales. La cooperación es distinta en cada individuo, siendo esta la que marque la línea base. El concepto de confianza, cooperación y reciprocidad es el mismo concepto definiendo a la personalidad como sana. Por tanto, repercute en los rasgos individuales. Según Erikson (1963).

Confiar en igualdad de condiciones dentro de la pareja cuya reciprocidad debe de ser mutua, nos lleva a esperar en muchos casos que el comportamiento de una de las partes muestre indicaciones con el propósito de mejorar la relación. El trabajo de la sinceridad y la predisposición de las dos partes, no ocultando información dará paso a un comportamiento medianamente previsible de su pareja.

La confianza, es necesaria en los ambientes inciertos para no tener la sensación de perder algo importante, si existe esta, se producirá acciones beneficiosas, evitando en muchas personas por las dichosas experiencias crear mala sangre, envenando sus días. para ser más explicita e intentar explicar esto como surge en ejemplos de prestar dinero si se tienen una y otra vez situaciones con dificultad de devolución son causas más que suficientes para dar un giro y la persona que ha prestado se convierta en desconfiada y sufrir una transformación constante en defensa propia.

Por tanto, si los sentimientos, juicios personales y experiencias son positivas, la confianza ira en aumento siempre viento en popa, pero si es negativa disminuirá y solo moverá el individuo ficha si observa reciprocidad. Por otra parte la honestidad también es necesaria dentro de esta dimensión, obliga a la persona a ser sincera y mantener las promesas. El mensaje es intentar conseguir el máximo beneficio conjunto tanto en la pareja como en cualquier toma de decisión dónde sea importante la seguridad dando paso a cierto alivio, armonía y buenas intenciones centrados en la estabilidad.
Animo! demos confianza